Noticias

Tres nuevos Miliarios en Béjar

Tres nuevos Miliarios en Béjar

10 Junio 2015

La Vía de la Plata recupera tres miliarios a su paso por Puerto de Béjar.

Los hitos romanos eran propiedad de una familia de la localidad puertobejarana que los ha cedido a la Junta para su reposición en su lugar original.

En ocasiones hay noticias que traspasan fronteras y en algunos casos, generaciones y civilizaciones. La comarca de Béjar, y Puerto de Béjar en particular, vivieron un día histórico donde los haya gracias a la reposición de tres miliarios a su lugar ‘original’ en la antigua Calzada de la Plata. Una labor auspiciada desde la Diputación y para la que hay que hacer una mención especial. La de la familia Martín-Nieto, propietarios de los tres hitos romanos que fueron ‘re-inaugurados’ (si cabe inauguración alguna en un miliario de más de dos milenios). Agustina Nieto y Francisco Martín (ya fallecido), y sus hijos, Primitivo, María José, Agustín y Rafael Martín Nieto, a ellos debe la comarca este trocito de historia ‘reparada’ gracias a su gesto altruista.

El delegado de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena Merchán, destacó durante el acto de bienvenida a las columnas, el importante avance en el proceso de reposición de miliarios iniciado por la Junta de Castilla y León. Los trabajos efectuados constituyen la fase 6 de este proyecto que pretende impulsar la Vía de la Plata en la provincia de Salamanca.

Las actuaciones, ejecutadas con un presupuesto de casi 10.000 euros, han consistido en la recolocación de tres miliarios localizados en el ‘Molino de los Maquilones’ de Montemayor del Río en su ubicación original de Puerto de Béjar. Dos ejemplares han sido instalados en la milla 133, con el correspondiente traslado a la ‘Fuente del Peregrino’ de la réplica colocada en este punto por la Diputación de Salamanca. También se ha repuesto en la milla 134 un tercer miliario que conserva una altura original de 2,10 metros. Con esta intervención son ya 31 los miliarios recuperados en la Vía de la Plata a su paso por Salamanca, de las 49 columnas actualmente conocidas, conservadas e inventariadas.

Los miliarios son columnas cilíndricas de granito que se colocaban a lo largo de las calzadas romanas con el fin de señalar a los viajeros la distancia existente hasta la capital de provincia. Normalmente presentaban una inscripción latina alusiva al emperador bajo cuyo mandato fue construida o reparada la vía y un numeral que indicaba la milla en que se ubicaba (medida equivalente a unos 1.480 metros).

<< Anterior Siguiente >>